8 de marzo: una lucha por la equidad – Coljal – El Colegio de Jalisco

8 de marzo: una lucha por la equidad

De acuerdo con el más reciente informe de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de las Naciones Unidas (diciembre de 2020), son apenas 21 los países donde hay mujeres que ocupan la Jefatura de Estado o de gobierno (10 jefas de Estado y 13 jefas de gobierno); pero en 119 países nunca ha habido una mujer en ninguno de esos cargos. 

A este paso no se logrará la paridad en la escala más alta de poder, sino hasta dentro de 130 años. Según distintas investigaciones, mujeres y hombres tienen una educación, una experiencia política y una edad similares al asumir cargos públicos ejecutivos, con lo cual la grave subrepresentación de las mujeres en ese grado no se debe a la falta de mérito, sino a percepciones relacionadas con el género, según las cuales son los hombres quienes deben ocupar esos cargos. 

En todo el mundo, las mujeres sólo ocupamos 21% de los cargos ministeriales (cinco puntos más que en 2010). Apenas 14 países tienen gabinetes con un 50% o más de mujeres. En 16 países la proporción va del 40% al 49.9%, pero en 54 es de entre el 10% y el 19.9 %. Y en 40 no se supera el 10%. A un aumento anual de apenas 0.52 puntos porcentuales, la paridad de género en los cargos ministeriales no se logrará antes del 2077. 

A pesar de estas estadísticas, cada vez son más las mujeres que dirigen ministerios de sectores distintos de los sociales, como la defensa, el medio ambiente, el empleo y el comercio o la industria. Sin embargo, también a escala global, nuestros ingresos continúan siendo 11% menores respecto al de los hombres. 

Con la llegada de la pandemia ocasionada por la Covid-19, las diferencias sociales y económicas a causa de la discriminación y el rezago se hicieron más grandes: aumentaron la violencia doméstica, los embarazos adolescentes (y no deseados), el abuso infantil y los feminicidios de forma alarmante. 

En contraparte, justo en los países donde las mujeres pudieron tomar decisiones de gobierno para controlar la pandemia, es donde mejores resultados se han obtenido en beneficio de la salud.

Las mujeres merecemos un futuro igualitario sin prejuicios, sin estereotipos ni violencia. Un futuro sostenible, con igualdad de derechos y oportunidades para todas las personas. Para lograr esto, necesitamos mujeres en todos los ámbitos de decisión, pero sobre todo, crear entornos seguros y equitativos que garanticen el desarrollo de cualquier persona sin que su condición o circunstancias limiten sus oportunidades. 

En comparación con lo que se acostumbraba hasta hace relativamente poco, hemos logrado varios avances, pero aún nos falta bastante para tener una sociedad más equitativa y justa.

Al cierre de la jornada académica en torno al 8M, en El Colegio de Jalisco tuvimos participaciones con perspectivas históricas y conversatorios para comentar y evaluar cómo podemos, desde nuestras actividades, generar propuestas de solución a los problemas sociales, culturales, políticos y económicos del país. 

Refrendamos el compromiso de esta institución como agente de cambio social desde la academia y la docencia. Quienes formamos parte de ella (desde los diversos cargos académicos y administrativos) buscamos brindar espacios de reflexión, análisis, pero sobre todo de apoyo, que permitan visibilizar las condiciones de desigualdad a las que nos enfrentamos las mujeres a diario y, en consecuencia, erradicarlas de nuestro entorno.

La lucha por la equidad es enorme, pero desde nuestras actividades cotidianas, hacemos cuanto está de nuestra parte para que el género no sea motivo de discriminación ni una limitante, sino todo lo contrario, un elemento más para potenciar con respeto, capacidades y talentos. 

 

Secretaría General

Mtra. Ixchel Nacdul Ruiz Anguiano

REGRESAR