Fondo Reservado

Está integrado por cerca de cuatro mil 500 volúmenes. Contiene documentos que reproducen importantes imágenes de la Historia de México, cuyos periodos comprenden desde el siglo XVI hasta principios del XX. Posee casi en su totalidad la producción editorial generada por la primera imprenta de Guadalajara.

Además incluye una valiosa colección de folletería mexicana que cubre los siglos XVIII-XIX y el tesoro bibliográfico de dos incunables europeos: el volumen III de la Biblia Latina cum postillis de 1489 (incluye Marca de Fuego del Convento Franciscano de Zacatlán, Puebla) y la obra Vita Christi del cartu­jano Ludolfo de Sajonia, impreso en Brescia en el año de 1495. Este fondo resulta de gran utilidad para su estudio, y tiene un enorme prestigio entre los bibliófilos y bibliotecarios.

Extraordinaria cuantía histórica
Son de extraordinaria cuantía histórica los acervos antiguos que se tienen de varios archivos mexicanos y españoles, los cuales se encuentran microfilmados y abordan temas acerca de Nuevo México, las Californias, Occidente de Nueva España en los siglos XVI al XIX; manuscritos de la colección Diplomática de Martín Fernández de Navarrete del Museo Naval de Madrid; Desagüe de las lagunas de México, 1550-1900; colección de documentos inéditos, relativos al descubrimiento, conquista y organización de las antiguas posesiones españolas de América y Oceanía, sacadas de los Archivos del Reino y muy especialmente del de Indias.
Colecciones

Se tiene una colección de novenas y devocionarios impresos en el siglo XVII y principios del XIX. Además se ostenta tener la única colección completa que se tiene noticia de la obra de José Joaquín Fernández de Lizardi, El Periquillo Sarniento, la cual es considerada la primera novela de la Literatura Mexicana, debido a su temática de color local –costumbrista–; salió de la imprenta de Alejandro Valdés.

Descripción de algunas de esas obras que pueden considerarse como joyas bibliográficas:

Incunable europeo

Un bello ejemplar es el Vita Christi del cartujano Ludolfo de Sajonia, impreso en Brescia en el año de 1495, el texto de este incunable está dividido en dos columnas con tipografía gótica.

De la colección de libros del siglo XVI

Un ejemplar relevante lo constituye el Isolario de Benedetto Bordone, publicado en Venecia en 1534 donde aparecen dibujadas con trazos sencillos las islas del mundo conocido en ese momento, con representaciones rudimentarias de relieves y ciudades asentadas en ellas. Este es el libro más antiguo basado en ilustraciones que posee nuestro Fondo Reservado. Un dato interesante es que incluye una variación del famoso mapa de Tenochtitlan atribuido a Cortés.

Texto curioso

Un texto curioso es el impreso en la ciudad de México que data de 1725 por José Antonio de Hogal, con el nombre de Regla de N. S. P. S. Francisco, y breve declaración de sus preceptos para su mejor observancia, y fácil inteligencia con vna instrucción para los Novicios de la Religión de N. Padre San Francisco, y breve explicación del canto llano con otras advertencias curiosas, y necesarias de Manuel Sánchez. Es un método de enseñanza del canto llano, canto polifónico, en él se incluyen partituras con algunas canciones.

La primera obra de la Literatura Mexicana

La biblioteca se enorgullece de tener los tomos I y II de la primera edición de El Periquillo Sarniento del escritor mexicano José Joaquín Fernández de Lizardi, los dos volúmenes de la obra se publicaron en 1816 durante la Guerra de Independencia de México por la imprenta de Alejandro Valdés. Su impresión está engalanada por los grabados que ilustran el texto; esta edición se hizo por entregas, es decir se publicaba periódicamente.

Literatura

De temática literaria, contamos con una de las primeras impresiones de la traducción de la obra de Tácito al castellano por Baltasar de Álamos de Barrientos, que data del año de 1614.

Valiosos grabados de Gustave Doré

Otra obra relevante de nuestro Fondo Reservado es la edición en castellano, en dos volúmenes, de La Divina Comedia, de Dante Alighieri, obra maestra de la literatura italiana, y la más importante de su autor. La edición que poseemos fue publicada en Barcelona en el año de 1871, y cuenta con valiosos grabados de Gustave Doré, máximo ilustrador de su tiempo. Por la gran cantidad de grabados en ambos tomos, se nos ha referido por especialistas en ilustraciones, que esta obra es como tener encuadernada una estupenda galería.

REGRESAR